¿Te cuesta mantener el orden y limpieza en casa? Lo primero que tenemos que asumir es que nadie es perfecto. Cuando dejes los platos sin fregar durante dos días, si no haces la cama todos los días y se acumula un poco de polvo sobre tus muebles, ¡recuerda que no estás sola!

Aún así, vamos a enseñarte en este artículo los mejores trucos para que mantengas tu casa ordenada y limpia de una forma sencilla.

 

Se acabó el posponer las tareas de orden y limpieza

Si eres de esas personas que lo deja todo siempre para otro momento, te costará mantener el orden y limpieza en casa, pero con estos trucos vamos a enseñarte como hacer que tu rutina sea más llevadera.

 

Ser constante con las tareas del hogar, te ayudará a ahorrar tiempo, aunque parezca que no. Con 15 minutos al día tenemos tiempo suficiente para conservar el orden y limpieza en casa, mientras que si vamos acumulando tareas sin hacer, cuando llegue el momento de recoger, necesitaremos mucho más tiempo para dejar la casa limpia y ordenada.

Manteniendo la casa limpia y ordenada obtendremos estos beneficios:

  • Las sensaciones de orden y paz son mayores
  • Optimizamos los recursos, es decir, tenemos el espacio para guardar lo que necesitamos. El resto despejado.
  • El esfuerzo que nos supone recoger o limpiar algo 15 minutos al día no es el mismo que emplear la mañana de un día del fin de semana para limpiar toda la casa.

Sabemos que mantener el orden y limpieza en casa es una tarea algo complicada, sobre todo si tienes hijos pequeños o si estás muy ocupada. Por ello, en ocasiones lo recomendable es contar con la ayuda de una empresa de limpieza a domicilio que te ayude, al menos, con las tareas mas complicadas.

 

Aprovecha el cambio de temporada para abordar la limpieza general de la casa

 

Trucos para mantener el orden y limpieza en casa

Prepárate para descubrir los mejores trucos. Con ellos no tendrás miedo de invitar a tus amigos a casa, ¡tu casa estará siempre reluciente!.

 

Truco nº1: La regla de los 5 minutos

Esta regla plantea que si una tarea puede realizarse en menos de 5 minutos, se debe hacer en ese momento y no posponerla para otro. ¿Quién no tiene al menos 5 minutos al día?.

 

Truco nº2: Si lo toco, lo recojo

¿En que consiste este truco?. Pues consiste en que en el momento que toques un elemento determinado en casa debes ponerlo en el lugar que le corresponde. Por ejemplo, recogemos una carta del buzón, la leemos y la dejamos encima de la mesa…¡error!. Debemos coger esa carta y tirarla a la papelera.

Llegas a casa de trabajar, te quitas la camiseta y ¿que haces?, la metemos en el cesto de la ropa sucia. ¿Se te ha acabado el rollo de papel higiénico? no lo pospongas, reponlo en el mismo momento.

Una regla simple, ¿verdad?.

 

Truco nº3: Menos es más

¿Eres de esas personas que les gusta tener mil adornos por toda la casa? Esto no es sinónimo de orden. En muchas ocasiones menos es más y cuanto menos acumules, menos tendrás que limpiar y ordenar.

Quédate con los objetos de decoración y fotos que mejor te representen, será mucho mas fácil limpiar dos marcos de fotos bien representativos que cincuenta marcos por todas las estanterías, cientos de objetos decorativos, papeles acumulados y vajillas que solo acumulan polvo.

Verás como este truco hace que no te de la misma pereza limpiar y ordenar.

 

Cuelga las fotos y objetos decorativos en la pared, no se ensuciarán igual y será más fácil limpiar la estantería de una sola pasada.

 

Truco nº4: El sistema de almacenaje es la clave

El desorden atrae a más desorden, por eso es importante que elijas bien tu muebles. Tener las cosas ordenadas en diferentes cajones te ayudará a mantener el orden y limpieza en casa. Ten en cuenta que los muebles cerrados dejan pasar menos el polvo, por lo que la limpieza podrá ser menos frecuente.

 

Truco nº5: La regla “uno entra, dos salen”

Con esta regla conseguirás no acumular cosas innecesarias en casa a la vez que puedes ir adquiriendo nuevas. Si por ejemplo compras un par de calcetines nuevos, revisa tu cajón de los calcetines, seguramente habrá dos de los que te puedes deshacer.

 

Truco nº6: Cronometra las tareas

Si cronometras el tiempo que te lleva hacer las tareas del hogar, te darás cuenta de varias cosas: en primer lugar, no lleva tanto tiempo como nos pensamos; en segundo lugar, será mucho más fácil gestionar nuestro tiempo para poder llevarlas a cabo.

Puedes cronometrar el tiempo que te lleva limpiar la habitación, el cuarto de baño, aspirar la casa o hacer la colada. De esta forma gestionarás mejor los tiempos muertos que tienes al día y sabrás que tarea puedes hacer en cada momento.

 

Truco nº7: Productos de limpieza accesibles y listos para usar

Si cada vez que tienes que limpiar tienes que acceder a los productos que están en la última balda de la esquina más escondida de tu despensa, terminarás dejándolo para otro momento. Y no es eso lo que queremos.

Lo que necesitamos es tener los productos a mano, de esta forma podremos utilizarlos sin complicación y no nos supondrá más tiempo acceder a ellos.

Además puedes agruparlos en base a tareas concretas, por ejemplo, todos los productos para limpiar el polvo agrupados en un mismo cubo o lugar.

 

Truco nº8: Recoge las habitaciones más utilizadas en primer lugar

¿Por qué primero las más utilizadas?. Normalmente, al ser más transitadas la tendencia a desordenarse y ensuciarse es mayor. Al empezar a recoger te encuentras con más energía y por tanto puedes llevar a cabo estas tareas con mayor facilidad. Además, si estas zonas, en las que pasas más tiempo las tienes ordenadas, tendrás la sensación de que el resto de la casa también lo está y que lo que tienes que hacer son cosas de poco.

 

Truco nº9: La regla del año

Esta regla, consiste en meter en una caja elementos (por supuesto que no sean de alto valor) y sellarla. La guardamos durante un año, si en ese año no la hemos tenido que abrir, podemos deshacernos de ella con total tranquilidad.

 

Truco nº10: Crea un planning de limpieza

Uno de los trucos para enfrentarnos a la pereza es planificar las cosas para que no tengas que pensar en hacerlas, es decir, que te salgan de manera automática. Utiliza un planning. En el puedes programarte una tarea diaria que no ocupe más de 15 minutos al día (¿quien no tiene 15 minutos libres al día?) de lunes a viernes. Deja las tareas más largas y laboriosas para los fines de semana que es cuando más tiempo libre se tiene.

 

Truco nº11: Diviértete limpiando

Haz que tu rutina de limpieza no sea una aburrida obligación. Cuanto más te guste la tarea que haces menos te costará hacerla. Para ello puedes ponerte música, utiliza productos de limpieza con olores que realmente te gusten, productos que sean cómodos y fáciles de utilizar.

Por ejemplo, para ordenar los armarios de la cocina puedes utilizar recipientes vintage, que te hagan sentir bien y a gusto con tu casa mientras los estás ordenando.

Con este planning además, podrás asignar tareas a los diferentes miembros de la familia (si no vives sola). Con colaboración, las tareas son mucho más fáciles y rápidas.

 


Si quieres más información sobre cómo mantener el orden y limpieza en casa descubre más sobre el metodo Kaizen, para enseñar a tus hijos a colaborar en las tareas del hogar.

 

Bueno, estos son los pasos que sin mucho esfuerzo podemos seguir para mantener la casa ordenada y limpia, si aun así no tienes tiempo suficiente o prefieres dedicar tu tiempo libre a otras tareas, lo más recomendable es que cuentes con una empresa de limpieza. La limpieza rutinaria siempre puedes llevarla a cabo tú, pero no está mal contar en ocasiones con la ayuda de profesionales.

 

Si te ha gustado el artículo, puedes compartirlo. Ayudarás así a otras personas a mantener el orden y limpieza en casa con estos sencillos trucos.r